Adolescencia y Juventud

El reto de enfrentarse a la vida real

berta-font-adolescencia-juventud

El adolescente inicia su relación con el mundo exterior asumiendo sus propias decisiones y dentro de éstas hay una que es de vital importancia, la que tiene que ver con los alimentos que ingiere.

Con frecuencia, su criterio respecto a la alimentación está sometido a presiones externas, como la moda, la publicidad y los modelos negativos de amigos y compañeros que pueden influir de manera adversa en su conducta.

Durante esta etapa crucial en la vida de jóvenes y adolescentes, establecer unas buenas pautas alimentarias es la base para garantizar un correcto desarrollo integral y el establecimiento de una conducta alimentaria positiva que se mantenga en el tiempo.

Los adolescentes y sus familias necesitan de las pautas y las herramientas que les puede aportar un profesional de la medicina con los conocimientos fisiológicos  necesarios para entender los efectos que tienen los alimentos en el organismo.

¿Te preocupa cómo come tu hij@?

¿Te inquieta el comportamiento de tu hij@ hacia la comida?

¿Tiene exceso de peso? O por el contrario, ¿está demasiado delgad@?

¿Con frecuencia rechaza o se niega a comer algún alimento?

¿Hace dietas o deja de comer sin control profesional?

¿Es susceptible a presiones externas, la publicidad y la moda?

¿Se preocupa en exceso por su aspecto físico y por su peso?

¿La comida es un tema frecuente de discusión?

En la consulta médica orientada a ell@s se ofrece

Asesoramiento personalizado en pautas alimentarias

Establecimiento de una dieta equilibrada según las necesidades personales

Desarrollo del sentido crítico frente al consumo de los alimentos

Enseñanza de buenos hábitos de alimentación

Promoción de una reflexión sobre la influencia de la publicidad en la alimentación

Conocimiento de los cambios que experimenta el organismo durante la adolescencia

Orientación a los padres y la familia sobre la conducta alimentaria de los hijos